Unlimited After Effects and Premiere Pro templates, stock video, royalty free music tracks & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Photo & Video
  2. Photography
Photography

Fotografía Negocio a Negocio: El Diseñador

by
Length:MediumLanguages:

Spanish (Español) translation by David Castrillón (you can also view the original English article)

En esta serie, tenemos en cuenta los tres tipos principales de clientes que contratan los servicios de foto y vídeo y la mejor manera de ayudarles: El subcontratista, el hacedor y el diseñador. Hoy, en nuestra tercera y última entrega, damos un vistazo a la relación entre los diseñadores y los fotógrafos. En este tutorial aprenderás quiénes son los diseñadores y qué quieren, cómo aterrizar un trabajo con ellos y cómo producir una sesión de fotos exitosa para este tipo de cliente.

designer
Imagen vía Photodune

Los Diseñadores

Los diseñadores son un mundo aparte de subcontratistas y los hacedores. El diseñador sabe exactamente lo que quiere, y tú eres la herramienta que utilizan para conseguirlo. Vienen con muchos nombres: diseñador gráfico, director de arte, director creativo.

Un diseñador tendrá muy especializado el conocimiento de su campo, serán altamente cualificados y estarán en busca de excelente calidad y servicio.

Por ejemplo, un cliente diseñador podría ser una empresa de avisos: su diseñador web necesita algunas imágenes de alta calidad para el sitio web y la literatura asociada, por lo que te contratarán para fotografiar sus productos, personal y máquinas de impresión. Saben exactamente lo que quieren, pero no pueden tomar las fotografías ellos mismos ya sea por falta de equipo o una habilidad faltante.

O podrían ser una agencia de publicidad, haciendo un cartel para una tienda local. El director de arte de la agencia te contrata para fotografiar a una modelo con la última moda de otoño.

Para el diseñador, tú eres el instrumento con el cual puede conseguir lo que necesita. Ellos saben lo que quieren; realmente no es necesario que traigas tus ideas creativas a la mesa, al menos no hasta que te lo pidan. Los diseñadores quieren que ejecutes su visión.

money
Imagen vía Photodune

Cómo Aterrizar un Trabajo de Fotografía con un Diseñador

Como el diseñador sabe lo que quiere, el énfasis será mucho en calidad y diseño. Deberías pensarlo un poco al presentar tu portafolio. Es poco probable que se impresionen con unas impresiones o una galería de Flickr.

Si has trabajado de una manera similar antes entonces los ejemplos de literatura impresa o de sitios web utilizando las imágenes serían una verdadera bendición. Si no, entonces trata de simular algo; no es decir mentiras sobre haber hecho la obra en particular, sino presentar lo que has hecho de una manera bien pensada y estéticamente agradable. Asegúrate de utilizar un impresor respetable; una mala impresión pondrá afuera incluso a los mejores fotógrafos.

Si estás planeando en la presentación digital asegúrate de que tengas una buena pantalla que muestre los verdaderos colores y lleva sólo tu mejor y más relevante trabajo a la presentación. El diseñador no quiere darle la vuelta a los retratos de mascotas antes de llegar a tu trabajo comercial.

Los hacedores comparten la sensibilidad del diseño de un diseñador, pero no la experiencia técnica y creativa, haciéndote un estrecho colaborador. Con los diseñadores, deberías dar un paso atrás. Tu trabajo es complementar al diseñador sabiendo mucho de lo que se espera de ti sin tener que ser contado, incluyendo cómo entender y actuar en un brief.

Una buena comprensión de la marca siempre es ventajosa, yo lo encuentro así, pero es menos importante aquí que con el hacedor y el proveedor externo, ya que el diseñador te dirá exactamente lo que necesita de ti.

Contratar un fotógrafo puede ser costoso y el diseñador querrá un producto de calidad superior. Pueden tener un presupuesto más alto que para el subcontratista o el hacedor porque entienden las habilidades pero, por eso, esperarán a que sea realmente sencillo trabajar contigo.

Es probable que el diseñador quiera una respuesta rápida, así que asegúrate de que te permitas un tiempo razonable para fotografiar, hacer una potencial edición y entregar el producto final. También es aconsejable permitirte tiempo para más modificaciones o requerimientos que el cliente tenga a futuro.

expectations
Imagen vía Photodune

Expectativas Claras

Como con el hacedor y el proveedor externo, es necesario un brief claro. La diferencia aquí es que el diseñador te dará una brief, en lugar de trabajar juntos para llegar a uno.

La buena noticia es que, como el diseñador probablemente entiende exactamente lo que haces y habla el mismo lenguaje creativo, el brief debe ser claro y conciso. Aunque si hay algo que no entiendes o si sientes que no puedes lograr, habla y si es posible, ofrece sugerencias alternativas.

Si piensas en algo que haría un buen complemento al proyecto, o algo que el cliente potencial ha pasado por alto, no tengas miedo de mencionarlo. Tan sólo porque ellos toman el liderazgo del proyecto no significa que estás allí solamente para tomar dirección, sólo significa que como tienen lo que quieren muy averiguado, habrá menos que resolver antes.

Si has tenido experiencia en sectores afines antes, entonces esto podría jugar a nuestro favor; podrías saber de algo que funcionó muy bien, o podrías haber intentado algo que no funciona en absoluto y esa experiencia podría ahorrarte tiempo y dinero con tu cliente.

El diseñador sabrá lo que quiere como un producto terminado o un empaque, así que asegúrate de esté descrito y confirmado durante la etapa del brief. A diferencia del hacedor y el proveedor externo, que podrían mirarte a ti para dirigir el camino, el diseñador simplemente querrá que tomes las fotografías y las envíes 'tal cual' para redimensionarlas y editarlas incluso ellos mismos.

También podría tener necesidades como tomas contra un telón de fondo plano para un recorte fácil más tarde, así que asegúrate de que tu kit y tu set de iluminación sean apropiados para la situación.

Mientras que las expectativas del diseñador probablemente sean altas, también deben ser razonables. Un mayor nivel de comprensión de la industria creativa significa que probablemente no estén pidiendo lo inalcanzable, ni nada más allá de su presupuesto. También significa que no deben dejar nada por fuera de las conversaciones iniciales y el brief resultante; así que no lograrás terminar el proyecto sólo para ser recibido con un 'Oh supuse que ibas a...'

El trabajo también podría ser bastante repetitivo; mi editor recuerda pedir fotografiar meticulosamente una serie de circuitos para una empresa de alta tecnología. Una vez fui contratado para tomar fotografías de asientos siendo instalados en un campo de fútbol, por lo que no podemos esperar creatividad y diversión todo el tiempo. Hacer las tomas y la catalogación de los artículos puede ser una tarea muy larga, aburrida e intensa, así que no olvides ponerles precio por consiguiente. Una hora fotografiando 100 circuitos podría ser muy diferente en esfuerzo a una hora de fotografías de Relaciones Públicas o eventos.

Proporcionar retroalimentación específica y sugerencias concretas. No vaciles, conoce tu arte.

Sobreentregar

El camino al corazón del cliente es entregar de más. Con un diseñador, esta es probablemente la única oportunidad para impresionarlos ya que no has tenido oportunidad de cortejarlos con tu creatividad o habilidades, ya que ambas se esperan. ¿En su lugar, pregúntate lo que puedes hacer que sea inesperado? Incluso los diseñadores más agotados agradecen obtener un poco más de algo, o un nivel de calidad que no esperaban.

Puede ser difícil pensar en agregar algo extra a un cliente con necesidades específicas – todo lo que quieren ya lo han pedido. En cambio, tal vez piensa en cómo es posible esto. Si se trata de imágenes para un sitio web, por ejemplo, en lugar de transferirlos sólo digitalmente podrías también enviar una memoria USB personalizada con las imágenes. El costo de esto es relativamente bajo para ti y también es un gran ejercicio de marketing. Desde la perspectiva del cliente, ellos obtienen un pequeño regalo agradable que pueden utilizar de nuevo.

El seguimiento es una buena idea, también. Mantén un ojo en la empresa para ver cuándo las imágenes se utilizan y envíales un correo electrónico para decirles que piensas que su página web (o cualquiera que sea) se ve bastante bien y si necesitan algo más que se pongan en contacto.

hero
Imagen vía Photodune

Fotógrafo como Mercenario

Recapitulemos:

Los clientes que son Diseñadores necesitan fotógrafos que entiendan en lo que están, lo que quieren y cómo hacer que las cosas sucedan. Generalmente serán buenos comunicando sus necesidades y han conseguido escribir un brief para un arte. Si eres el tipo de persona que toma la dirección y la instrucción bien entonces un cliente diseñador te conviene hasta el suelo.

Trabajar para un diseñador no es una oportunidad de mostrar tu creatividad o habilidades técnicas– ambas de estas cosas se esperan y no te hubieran contratado y hubieran dudado de que tenías ambas. En cambio, es una oportunidad para demostrar que puedes hacer un trabajo minucioso y eficaz al momento con un coste acordado (razonable).

Los diseñadores tienen un excelente conocimiento de su propio negocio (o negocios a nombre de los cuales están contratando) y probablemente, un excelente conocimiento sobre la técnica y el espectro del diseño general. Deben saber de lo que eres capaz como fotógrafo y si puedes lograr lo que ellos quieren. Esto es genial ya que quita muchas conjeturas y la 'investigación de los hechos' inicial.

Dicho esto, es sabio hacer tu investigación sobre la empresa y refrescar los conocimientos del sector en general para que puedas entender cualquier referencia particular o la jerga técnica con la que puedan salir. ¡No quieres encontrar que has fotografiando la parte equivocada de una máquina porque no entendiste lo que te pidieron!

Ya que no tienes mucha oportunidad de impresionar al cliente, de otra manera que no sea haciendo un gran trabajo, podrías pensar cómo entregar de más para asegurarte de que te recuerden y te utilicen otra vez. Esto podría ser en forma de un agregado 'extra' puesto encima de tu paquete generalmente, como una memoria o unidad flash. Podría ser una impresión artística para su oficina que hiciste de las imágenes del proyecto.

Los diseñadores tienden a contratar repetidamente. Si saben que puedes hacer esa tarea con un mínimo alboroto entonces te convertirá en la persona que contacten cada vez que necesiten nuevas imágenes. Las empresas más grandes a menudo tienen mucho más alcance y presupuesto para este tipo de cosas que los hacedores o contratistas, si aterrizas a un diseñador como cliente, asegúrate de hacer absolutamente el mejor trabajo que puedas hacer.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.