Unlimited AE and Premiere Pro templates, videos & more! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Photo & Video
  2. Shooting

10 consejos para hacer retratos usando luz natural

by
Difficulty:IntermediateLength:MediumLanguages:

Spanish (Español) translation by Benjamín Porras (you can also view the original English article)

Aprender a utilizar la luz de manera eficaz es esencial para todos los fotógrafos, no hay sustituto para comprender cómo funciona la luz y apreciar cómo utilizarla a tu favor en tu trabajo. Para los retratos, siempre prefiero usar la luz natural, incluso si estoy en el interior. Trabajar con luz natural no es fácil, hay muchos aspectos que debes entender para evitar errores.

1. Decide para qué es la sesión fotográfica

Antes de que pienses en coger la cámara, lo primero que debes considerar es el tipo de sesión fotográfica que vas a realizar. ¿Tienes un propósito determinado para la sesión?

Puede ser una sesión de fotos para un actor o un negocio, una sesión fotográfica de moda, un retrato familiar, para una promoción online o simplemente para un amigo. Piensa cuidadosamente en el escenario y el estilo de la sesión dependiendo de su propósito. ¿Necesitarás ropa extra, maquillaje y tiempo para el estilismo? ¿Es un retrato ambiental, que muestra a la persona en un entorno familiar, posiblemente en el trabajo o en casa?


Foto por Miss Selina

2. La ubicación, ubicación, ubicación

Una vez que hayas decidido el propósito de la sesión, te será mucho más fácil seleccionar un lugar adecuado para hacerla. Piensa en lo que podría encajar en el estilo de la sesión, por ejemplo, un lugar pintoresco con mucho espacio, junto a un río, un lago, colinas o en el parque.

¿Quizás quieras representar a tu sujeto en medio de una ciudad ajetreada entre la arquitectura, el tráfico y las multitudes? También puedes usar una habitación en el interior. Las habitaciones más grandes suelen ser más luminosas (la mayoría de las habitaciones grandes tienen más ventanas) y te dan una sensación de espacio para trabajar. Las habitaciones más pequeñas y oscuras se adaptarán a una toma que requiera más sombras y un ambiente más sombrío. No olvides utilizar las estructuras a tu alrededor, particularmente en el interior, puertas, ventanas, escaleras y pilares pueden ser un soporte estructural útil para tu imagen.


Foto por svtherland

3. Determina la calidad de la luz

Una de las cosas más importantes a considerar si estás planeando una sesión al aire libre, es la hora del día en la que fotografiaras. Te aconsejo no trabajar en el medio del día, porque será extremadamente difícil trabajar con la luz solar directa y será difícil evitar la sobreexposición en las imágenes.

En cambio, considera trabajar un poco más temprano o más tarde en el día, así que hasta media mañana o después de media tarde, esto significará que tendrás suficiente luz para trabajar, pero no será demasiado fuerte. Alternativamente, podrías intentar trabajar en un día nublado o con nubes. Esto puede parecer una mala idea, pero en realidad, los días fríos actúan como un difusor y te permiten trabajar durante todo el día con una fuente de luz consistente.

Recuerda tus fundamentos de iluminación. La luz fuerte o dura crea sombras dramáticas. Si eso no es lo que quieres, puedes hacer que el sujeto se enfrente a la luz directamente. La luz suave puede hacer que las cosas parezcan más planas, pero te permite preocuparte menos por la pérdida de detalles en las luces brillantes o las sombras oscuras.

Si trabajas en interiores, querrás que entre la mayor cantidad de luz posible en la habitación. Si conoces tu ubicación, determina qué momento del día ofrece la mejor luz para la ventana averiguando hacia dónde miran las ventanas (norte, sur, este u oeste).


Foto por Incendy

4. Consigue la posición correcta

Una de las principales ventajas de utilizar un kit de iluminación de estudio, es la libertad para mover y ajustar la altura y el ángulo de la fuente de luz para satisfacer tus necesidades. Esto es obviamente imposible cuando usas luz natural, por lo que depende de ti, el fotógrafo, utilizar la luz disponible de la mejor manera posible. Cuando estés en el lugar, encuentra lo que creas que puede ser un lugar adecuado para tu modelo y luego determina dónde está el sol en el cielo. Es esencial que no hagas que tu modelo mire directamente hacia el sol, ¡ya que entrecerrará sus ojos y los tendrá llorosos! Empieza por posicionarlos de lado hacia el sol y trabaja desde allí. Un buen consejo para eso, es hacer que tu modelo gire 360 grados gradualmente y que los sigas mientras gira. De esta manera, podrás observar el cambio de la iluminación para encontrar la mejor posición.


Foto por BB_eyes

5. Usa la luz a tu favor...

Hay algunas otras técnicas que puedes intentar para aprovechar al máximo la luz disponible. Siempre que uso la luz natural, llevo un reflector conmigo. Puede ser muy útil para los retratos, ya que puede reflejar parte de la luz que entra por los lados en la cara del sujeto, resaltando sus características principales sin cegarlo y necesitando que mire hacia el sol.

En los días soleados, también vale la pena probar algunas tomas a contraluz, con el sol directamente detrás del sujeto. Una vez más, el reflector será útil aquí, mientras intentas conseguir un brillo cálido alrededor de la forma de tu modelo, y proporciona algo de luz frontal.

Recuerda que también tienes la opción de usar sombras en tu trabajo de retrato. Un punto de sombra bajo un árbol puede ser justo lo que necesitas cuando la luz directa del sol es demasiado brillante, aunque debes asegurarte de comprobar que la sombra se extiende uniformemente para evitar manchas en las zonas más oscuras.

Usar las sombras también es una gran manera de añadir contraste a un sujeto, y se puede lograr fácilmente teniendo la fuente de luz directamente al lado de tu sujeto. Solo asegúrate de no oscurecer ninguna característica clave.


Foto por Sapheron

6. Tomas de la ventana...

Emplear la luz del sol a través de una ventana para iluminar una toma de un retrato es mi técnica favorita y puede hacer algunos retratos realmente atractivos y dramáticos. La luz suave que entra a través de la ventana actúa como el resalte perfecto para una imagen fuerte y sombría y funciona particularmente bien si tienes la luz proyectada en solo un lado de la cara del sujeto, dejando el otro en la sombra.

La regla general es que cuanto más cerca de la ventana estés, más luz tendrás para trabajar y más fuerte será el contraste entre la luz y la oscuridad. Además, si la luz que entra por la ventana es demasiado brillante, siempre tienes la opción de usar cortinas o una persiana para difuminar parte de la luz.


Foto por Helenadagmar

7. Los ajustes de la cámara

Como en cualquier trabajo de retrato, hay algunas técnicas de cámara que realmente te ayudarán a obtener los resultados que deseas. La primera es enfocar los ojos. Cuando miramos una foto de otra persona, lo primero con lo que nos conectamos es con sus ojos. Asegúrate de que los ojos son el punto focal y usa el enfoque manual si no confías en el enfoque automático para hacerlo bien.

También es una buena idea usar una gran apertura (número f bajo) para desenfocar el fondo para que no distraiga la atención del sujeto.


Foto por DreamingMom

8. La comunicación es clave

Es absolutamente vital que interactúes con tu modelo. Asegúrate de establecer una relación antes de empezar la sesión. Mantén conversaciones previas a la sesión para discutir ideas y asegurarte de que todos los involucrados entiendan lo que se necesita lograr en el día.

Cuando estés en la sesión de fotos, no esperes que tu modelo sea capaz de leer tu mente. No sabrán cómo quieres que posen o dónde quieres que se vean a menos que se lo comuniques. Si estás luchando por transmitir las formas que quieres que tu modelo haga, dales ejemplos de poses tú mismo.

Alguna orientación práctica ayudará realmente, ¡aunque ten en cuenta que algunos modelos profesionales no apreciarán que les digan cómo hacer su trabajo! Además, asume que ellos están trabajando más duro que tú. Tómense un descanso.


Foto por Meredith Farmer

9. El tipo de luz

No esperes que alguna vez la situación en la que usas la luz natural sea la misma. La calidad y el color de la luz cambiará según la hora del día, la estación y el clima. Algunos días tendrás una luz cálida y amarilla, y en otros, la luz natural poseerá un tinte azul.

Aquí es donde el uso del balance de blancos entra en juego. Puedes usar los ajustes para adaptarte a las condiciones para lograr el tono de luz que deseas. Siempre prefiero fotografiar en RAW y editar el balance de blancos durante el postprocesamiento, aunque los ajustes preestablecidos de la cámara ofrecen una muy buena guía de las opciones disponibles.


Foto por Kennysarmy

10. Inténtalo tú

¡Así que ahora te toca a ti! Espero que estos pocos y simples consejos te hayan iluminado (juego de palabras) y tengas lo que necesites para hacer retratos a la luz natural por tu cuenta. Lo más desafiante de toda la experiencia probablemente será encontrar modelos con los que trabajar.

No temas pedirle a tu familia o amigos que te ayuden. Te dará una gran oportunidad para practicar tus técnicas y será fácil cooperar con tu sujeto (aunque eso depende del miembro de la familia que elijas). Recuérdales siempre que todo lo que tienen que hacer es pararse ahí y lucirse.


Foto por Lulieboo
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.