Unlimited AE and Premiere Pro templates, videos & more! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Photo & Video
  2. Smartphone
Photography

Cuándo y cómo usar tu iPhone en el trabajo (y cuándo no)

by
Difficulty:IntermediateLength:MediumLanguages:
This post is part of a series called How To Use Your iPhone Like a Pro.
How To Use Your iPhone Like A Pro: Post-Processing
5 Smart Ways to Use Your iPhone in the Photo Studio

Spanish (Español) translation by Nadia Gonzales (you can also view the original English article)

Sin duda, el iPhone es una cámara fantástica. Sin embargo, no es una cámara sin limitaciones. En este artículo veremos más de cerca esas limitaciones y cómo convertirlas en ventajas para ti.

Hasta ahora en nuestra serie cómo usar tu iPhone como un profesional hemos visto cómo tomar mejores imágenes usando tu iPhone, cómo superar sus límites inherentes con hardware adicional y cómo postprocesar tus imágenes usando aplicaciones adicionales. También hemos analizado la naturaleza de la fotografía de los teléfonos inteligentes, y su propio lenguaje visual especial.

¿Pero cómo usas tu iPhone como un profesional? ¿Cuándo es el momento adecuado para equipar el teléfono e ir a trabajar, y cuándo debes dejarlo en tu bolsillo? Averigüémoslo.

¿El teléfono inteligente te hace un fotógrafo?

El año pasado, cuando el Chicago Sun-Times despidió a todo su personal fotográfico, le dio a sus reporteros teléfonos inteligentes como reemplazo. Fue un momento importante para los fotógrafos de los periódicos. Muchos de esos fotógrafos fueron contratados de nuevo como periodistas "multimedia", pero para los de la industria el despido marcó un punto de inflexión.

Luego, la semana pasada, The New York Times publicó una cuadrícula de fotos de Instagram de una tormenta de invierno en su portada, la primicia de "La Dama Gris". La iPhoneografía, de largo ascenso, ha llegado.

Es difícil argumentar en contra de los increíbles poderes prácticos del iPhone. Las nuevas versiones del teléfono sólo aumentan su importancia como herramienta para todo tipo de fotografía, desde el comercio electrónico hasta el reportaje de guerra y la realización de películas.

La cámara del teléfono inteligente no es la única fuente de alteración en el mundo de la fotografía y el vídeo, pero ciertamente ha cambiado las cosas. En toda la emoción de la nueva tecnología es fácil dejarse llevar, pero hagamos una pausa y demos un paso atrás por un segundo: sabes cómo usar tu iPhone como un profesional, pero ¿cuándo es realmente apropiado (e incluso ventajoso) hacerlo?

Cuando no es apropiado usar tu teléfono

Antes de profundizar en cuándo es apropiado usar tu iPhone profesionalmente, veamos cuándo no lo es: cuando tu iPhone no es la mejor herramienta a la que tienes acceso. Al contratarte, la gente supone que usarás las herramientas de mejor calidad según el precio. La mayoría de los clientes no asumen que el iPhone es la herramienta de mejor calidad para su trabajo.

Si eres un fotógrafo de bodas o comercial, aparecer y decidir hacer el trabajo con tu iPhone es una manera fácil de conseguir que te pongan en la lista negra. Eso no quiere decir que no puedas tomar imágenes increíbles con él, sólo que la calidad de las imágenes no coincidiría con la calidad del trabajo para el que fuiste contratado.

La excepción a esta regla es cuando puedes convencer a tus clientes de que el iPhone es la herramienta adecuada. La estética del teléfono inteligente, como la estética del "apuntar y disparar" que le precedió, es una que puede ser usada para crear un sentimiento de casualidad, juventud, vitalidad y frescura. Para algunas personas, eso es exactamente lo que quieren. Si quieres usar el iPhone en este tipo de situaciones, ¡hazlo! Pero habla con tus clientes primero.

Ampliando los límites de la herramienta

Los límites del teléfono son el meollo del asunto. El iPhone es una cámara increíble, pero no tiene las amplias capacidades de una DSLR. El objetivo tiene una distancia focal fija y una apertura fija; teniendo en cuenta el factor de recorte, equivale a un objetivo de 35 mm en una cámara de marco completo. La lente está totalmente abierta a f/2,2. La velocidad de obturación del iPhone y el rango ISO también son más limitados que cualquier DSLR moderna. El sensor del iPhone también es diminuto, lo que crea ruido y problemas cuando se trabaja con poca luz. Trabajar con flashes es casi imposible. Finalmente, por defecto es casi completamente automático.

En los tutoriales anteriores he tratado de superar algunos de estos problemas tomando el control manual y usando hardware adicional, pero, incluso con estos trabajos, sigue siendo una herramienta limitada. Mientras que estos límites pueden empujarte creativamente, te obstaculizan profesionalmente.

Entonces, ¿cuándo es apropiado?

Cuando la velocidad es la esencia

Una situación en la que es posible usar un iPhone profesionalmente es cuando necesitas tomar fotos y enviarlas a alguien lo antes posible. En una época de un constante ciclo de noticias, la decisión de The Chicago Times encaja parcialmente en esto.

Las imágenes capturadas con un iPhone pueden ser procesadas y enviadas por correo electrónico a un editor en una fracción del tiempo que le toma a alguien con una DSLR exportar sus fotos a una computadora y luego enviarlas. Muchas noticias de última hora utilizan imágenes extraídas de redes sociales, la gente que está en el área sube las fotos mucho más rápido de lo que los reporteros pueden, si es que ya están en la escena.

Un reportero que es un fotógrafo competente usando un iPhone, y el hardware adicional para superar algunas de sus limitaciones, producirá y subirá imágenes que son mucho mejores que las que el usuario promedio de Twitter está enviando. Si eres un reportero que se especializa en noticias de última hora, entonces tal vez (y es un gran tal vez) el iPhone es en realidad la mejor herramienta para el trabajo.

En un proyecto personal

Para impulsarte fotográficamente, necesitas alcanzar los límites.

Ceñirse a un medio, una lente, una paleta de colores, una velocidad de obturación es un límite difícil. Trabajar con un teléfono inteligente puede restringir tus opciones de una buena manera. Al forzarte a explorar dentro de un dominio fijo, se te reta a pensar de forma creativa.

Es muy fácil tomar fotos drásticamente diferentes con una lente de zoom de 18-135 mm. El mismo sujeto fotografiado a 18mm, 70mm y 135mm producirá imágenes completamente distintas. Tomar diferentes fotos con un lente fijo de 35mm es una historia diferente. El iPhone te obliga a hacer zoom con los pies.

iPhone shot
Una toma que hice con mi iPhone 5S. Lorient, agosto de 2014.

El uso del iPhone como una forma de estimular la creatividad ha sido adoptado por muchos fotógrafos profesionales. Chase Jarvis, por ejemplo, publicó un libro de fotos tomadas con su iPhone.

Desde 2007, los iPhone Photography Awards (premios de fotografía iPhone) han destacado las mejores fotos de los teléfonos inteligentes. La calidad de las fotos ganadoras es fenomenal. Desde una perspectiva técnica, la calidad de la imagen es inferior a la que los fotógrafos habrían obtenido en las mismas circunstancias con una DSLR, pero desde una perspectiva artística, las imágenes son fantásticas y se destacan por sí solas.

IPPA winners
Algunos de los ganadores del iPhone Photography Award de 2014.

Así que acepta tu teléfono. Aprecia sus limitaciones. Úsalas para impulsarte a ti mismo. Si los resultados son buenos, haz una exposición en una galería, publica un libro y vende impresiones. No sólo es un método apropiado, sino que lo hago yo mismo, y te animo a que lo hagas también.

Como ayuda para la composición

Para los fotógrafos digitales no tiene mucho sentido usar tu iPhone para probar tu composición, sólo tienes que mirarla en la pantalla LCD, pero para los fotógrafos de cine y los cinematógrafos puede ser un regalo del cielo.

Con el Artemis Director’s Viewfinder (visor de director Artemis) se puede simular el campo de visión de diferentes combinaciones de cámaras y lentes. Es cierto que a $29,99 dólares esta aplicación es un poco cara, pero no tanto como la antigua forma de probar: comprar película instantánea. Aunque está dirigida a los cineastas, también funciona para los fotógrafos de cine.

artemis directors viewfinder
Artemis Director's Viewfinder en acción

Antes de cargar un caro rollo de película en tu cámara, usa tu iPhone para hacer algunas tomas de prueba. De esta manera podrás ver lo que te gusta, probar cosas y obtener muchos de los beneficios de tomar imágenes digitales, antes de guardar tu teléfono y hacer la captura final con tu cámara clásica.

Para los cineastas es aún más útil. Si estás trabajando en un cortometraje, ve al lugar con uno o dos días de anticipación. Usa tu iPhone para explorar las tomas disponibles, decide lo que quieres y sólo entonces lleva a todo el equipo, la camioneta llena de equipo y la compañía de los actores al medio de la nada.

Para tomas tras cámaras

Un iPhone es la cámara perfecta para capturar imágenes casuales detrás de cámaras. Para algunos de mis tutoriales en Tuts+, he usado mi iPhone para tomar fotos de cómo está configurada mi DSLR. Si estás tomando lapsos de tiempo, exposiciones largas o cualquier otro tipo de captura que requiera que tu cámara esté configurada de una manera particular, no hay mejor herramienta para usar esa configuración que un iPhone.

behind the scenes
Toma tras cámaras con mi iPhone para mi tutorial de Lapso de Tiempo con TriggerTrap.

Incluso si eres un cineasta, el material tras cámaras que puedes capturar con un iPhone tiene una calidad más que suficiente para que los clips de YouTube acompañen a tus películas.

Cuando tu DSLR es la herramienta equivocada

A veces una DSLR puede ser demasiada cámara. No hay nada sutil en una Canon 5D con un lente de 70-200mm, cualquiera que sea visto con una será identificado instantáneamente como "el fotógrafo". Si bien esto puede ser útil en algunas circunstancias, en otras puede ser un gran obstáculo. La gente reacciona de forma diferente cuando sabe que hay una cámara a su alrededor.

Si estás documentando un evento y quieres mantenerlo tan espontáneo como sea posible, entonces tu iPhone puede ser la herramienta para el trabajo. Su lente equivalente de 35mm es la distancia focal perfecta para este tipo de tomas casuales; por algo es usado por fotógrafos de calle y de noticias en todo el mundo.

Del mismo modo, hay veces que puede ser inapropiado para ti usar tu DSLR. Hay ciertos eventos, como funerales u otras ceremonias religiosas, donde la fotografía está mal vista. Aunque tengas permiso de los organizadores para fotografiar el evento, usar tu teléfono inteligente en vez de tu DSLR puede ahorrarte la ira de algún invitado desconocido.

Otra situación en la que tu DSLR puede ser la herramienta equivocada es cuando viajas o te preocupa que tu cámara te convierta en objetivo de los ladrones. Aunque no hay nada que diga que no te robarán el iPhone, es mucho más fácil mantenerlo escondido en tu cuerpo. Muchas de las fotos que tomo cuando viajo son con mi iPhone en lugar de mi DSLR por esta razón.

Conclusión

Entonces, ¿es apropiado usar tu iPhone en una sesión de fotos profesional? La respuesta es a veces. A menos que quieras hacer uso de su velocidad y conexión de red, o que sea parte de un proyecto dedicado, el iPhone funciona mejor como una herramienta de apoyo. Probar composiciones y capturar imágenes tras cámaras es el uso perfecto.

¿Qué opinas? ¿Utilizas tu iPhone cuando estás filmando a nivel profesional? Házmelo saber en los comentarios.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.