Unlimited After Effects and Premiere Pro templates, stock video, royalty free music tracks & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Photo & Video
  2. Shooting
Photography

Cómo iniciarse en la fotografía submarina

by
Difficulty:IntermediateLength:MediumLanguages:
This post is part of a series called Underwater Photography.
25 Awe-Inspiring Underwater Photos
How to Post-Process Underwater Photographs in Adobe Lightroom

Spanish (Español) translation by Elena Pari (you can also view the original English article)

La vida tan solo unos metros debajo de la superficie marina es totalmente diferente a cualquier cosa que puedas ver en tierra. Esto crea increíbles oportunidades fotográficas. Sin embargo, obtener imágenes bajo el agua presenta una serie de retos.

La mayoría de retos en la fotografía submarina no se pueden superar fácilmente con tecnología. Los que se dedican a la fotografía submarina moderna se encuentran con las mismas dificultades que afrontó Jacques Cousteau. Primero hay que ser un buceador competente para siquiera estar en capacidad de tomar fotos. Luego hay que usar equipos especiales que puedan funcionar en las profundidades. También hay que superar los efectos que provoca el agua en la transmisión de la luz. Al mismo tiempo también tienes que pensar en los aspectos propios de la fotografía, como la exposición y la composición.

La fotografía submarina no es simple, ¡pero las fotos son fantásticas! En este tutorial aprenderás sobre las cosas más importantes que hay que considerar cuando comienzas a explorar la fotografía submarina y cómo prepararte.

Agua y luz

El agua es casi 1000 veces más densa que el aire. Esta densidad afecta radicalmente la transmisión de la luz. Cualquier foto tomada bajo el agua tendrá mucho menos color y contraste que una foto tomada al aire libre. Esto no se debe a que los objetos bajo el agua carezcan de color, sino a los efectos de difusión, difracción y absorción que el agua provoca en la luz.

La luz es absorbida conforme viaja a través del agua. El extremo rojo del espectro (las ondas más largas de luz visible) se ven afectadas primero y la cantidad de rojo disponible se reduce drásticamente al cabo de unos cuantos metros. Esto significa que todo bajo el agua tiene un matiz azulado o verdoso.

shark underwater
Créditos de la imgen: U.S. Fish and Wildlife Service Headquarters. CC-BY 2.0

El factor determinante es la distancia, sea vertical u horizontal. A mayor profundidad, más pronunciado será dicho matiz. Igualmente, cuanta mayor distancia hay entre el sujeto y la cámara, tanto mayor será la tonalidad verde-azulada.

Además de una reducción en el color y el contraste, también hay una pérdida de todos los niveles de luz. Cuando se toman fotos bajo el agua, a menos que sea muy cerca de la superficie, se trabaja en un ambiente con poca luz. Hay varios factores que determinan cuán brillante será la luz ambiental, incluyendo la profundidad, la claridad del agua, la posición del sol, la hora del día y dónde estés buceando.

Además de las complejidades técnicas de trabajar bajo el agua, el mayor reto para obtener las imágenes es el efecto que el agua provoca en la luz.

Aprendiendo a bucear

Antes de siquiera considerar dedicarte a la fotografía submarina, tienes que apender a bucear. Cuanto mejor buceador seas, tanto mejor resultarán tus fotos submarinas. Los mejores fotógrafos submarinos actuales, como David Doubilet y Brian Skerry, no solo tienen un ojo creativo excepcional, sino que también son buceadores extraoridinariamente competentes. Nada más Doubilet se ha sumergido más de 10 000 veces.

"Si no puedes controlar tu capacidad de flotación, no podrás conseguir buenas fotos". —Darryl Stansbury

Aprender a bucear es fácil y divertido. Hay una serie de organizaciones que ofrecen entrenamiento. Las más populares son la Asociación Profesional de Instructores de Buceo (PADI) y Scuba Schools International (SSI). Hay centros de buceo alrededor del mundo que ofrecen cursos de certificación PADI o SSI.

lion fish
Créditos de la imagen: Ilse Reijs y Jan Noud Hutten. CC-BY 2.0

Una certificación de buceo introductoria te enseñará los fundamentos de esta actividad, las medidas de seguridad y el mantenimiento del equipo en unas 10 sesiones. También te ayudará a confirmar si el buceo es para ti o no.

Darryl Stansbury, el instructor de buceo que me certificó, dice: "La habilidad más importante que un fotógrafo debe desarrollar bajo el agua es el control de su capacidad de flotación. Si no la puedes controlar, no conseguirás buenas fotos".  Él admite que se necesitan unas 30 sesiones de buceo antes de que la gente comience realmente a sentir que puede controlar su flotación. Si la fotografía submarina es algo a lo que quieres dedicarte seriamente, entonces es crucial invertir suficiente tiempo buceando para controlar tu cuerpo bajo el agua. Darryl recomienda bucear sin cámara hasta que hayas "calibrado" tu flotación, si no, solo te vas a distraer.

El equipo que necesitas

Saltar al océano con tu preciosa DSLR en la mano esperando conseguir algunas fotos de los peces solo puede terminar mal. Para conseguir fotos bajo el agua necesitas usar una carcasa submarina para proteger tu cámara.

Cámaras submarinas

Puedes conseguir carcasas submarinas diseñadas para las DSLR más modernas. Si trabajas con una Canon o una Nikon entonces lo más probable es que alguien haya fabricado una carcasa submarina para el modelo de tu cámara. El gran problema es el costo. Una carcasa submarina de una buena marca, como Aquatica o Nauticam, para mi Canon 5D MKIII cuesta más que mi cámara. Además de la carcasa para la cámara, también necesitas un puerto diferente para cada lente. Dependiendo de qué lente quieras usar, esto puede añadir fácilmente otros mil dólares a la etiqueta del precio. Si piensas tomarte la fotografía submarina en serio, entonces esta es una inversión que puedes hacer, pero si solo estás comenzando, es casi seguro que no vale la pena.

En vez de ello, hay cámaras más baratas, especiales para funcionar bajo el agua, que Darryl recomienda para empezar. Sealife fabrica una serie de cámaras para los aficionados a la fotografía submarina. Hay varias desventajas, como el menor tamaño del sensor y la imposibilidad de tomar imágenes en RAW, pero están bien diseñadas y son fáciles de operar bajo el agua. También toman fotos decentes y son perfectas para aprender fotografía submarina.

Wirecutter tiene una extensa guía de equipo sobre fotografía submarina y hay un par de recomendaciones interesantes. Para aquellos interesados en la videografía en lugar de la fotografía, sugieren empezar con una cámara de acción GoPro. La carcasa con la que vienen los últimos modelos es adecuada para profundidades de buceo recreacional y la calidad de video es excelente. Para los fotógrafos, su recomendación es construir un equipo especial para funcionar bajo el agua alrededor de cualquier punto bueno y disparar (su opción es Sony RX100 MKII) o una cámara sin espejo. Si bien todavía se trata de una inversión significativa, una configuración especializada normalmente será más barata que tratar de adaptar tu DSLR.

navy diver
Créditos de la imagen: U.S. Navy.

Sin embargo, proteger la cámara es solo el primer paso. Una carcasa submarina no hace nada para superar las limitaciones de luz al fotografiar bajo el agua. Hay dos soluciones principales: fuentes de iluminación portátil y filtros.

Iluminación portátil

La iluminación fuera de la cámara es lo mejor, tanto si es un flash o una luz continua de video, pues ayuda a reducir los problemas de color y contraste. Si la fuente de luz principal es un flash, la distancia entre el sujeto y el flash se convierte en el primer factor determinante en la calidad de la luz. Obviamente, no puedes llevar un flash portátil normal bajo el agua, tendrás que usar un flash submarino especial o una luz de video. La mayoría de las carcasas submarinas (incluyendo las cámaras Sealife recomendadas por Darryl) permiten que se le adjunte una o dos luces en unos brazos ajustables. Los brazos son importantes, ya que el agua a menudo está llena de partículas que crean retrodispersión si el flash está en el mismo eje que la cámara.

Filtros

La otra opción, los filtros, resultan más apropiados para grabar video que para tomar fotos. Un filtro rojo compensa los problemas de color propios de las escenas bajo el agua al eliminar un poco de la luz azul. Esto crea un espectro más equiliibrado de luz que llega al sensor, pero tiene el desafortunado efecto adicional de reducir la cantidad de luz disponible en general, mayormente la luz disminuye un paso o incluso dos. Esto puede reducir drásticamente la velocidad de obturación. En el caso de grabar video, esto puede ser aceptable dependiendo de la situación, pero no funciona para la fotografía.

Capturar imágenes bajo el agua

Así como la selección de equipo, las principales consideraciones adicionales al fotografiar bajo el agua consisten en superar las limitaciones de la luz. Cosas como la exposición y la composición son tan importantes como lo son en tierra y se pueden manejar de la misma manera.

Acércate

Todos los problemas al fotografiar bajo el agua se deben a que se está bajo el agua. Cuanta menos agua haya entre el fotógrafo y el sujeto (y la fuente de luz y el sujeto), tanto mejores quedarán las imágenes. Por lo tanto, lo más importante es acercarse y luego acercarse más. La calidad de la luz decrece exponencialmente con la distancia, así que cuanto más lejos estés del sujeto, tanto peores resultarán las fotos. Algunos fotógrafos recomiendan nunca estar más lejos de un metro. Sin embargo, si solo estás empezando, esto puede no ser práctico. Al fotografiar bajo el agua debes colocar la cámara y las fuentes de luz lo más cerca posible del sujeto.

sea turtle
Créditos de la imagen: Roy Niswanger. CC BY-ND 2.0

Elección del lente

Si estás cerca del sujeto (y deberías estarlo), tienes que usar un lente macro o un lente gran angular para el detalle y para las fotos amplias, respectivamente. La mayoría de los otros lentes no te permitirán enfocar correctamente o no capturarán lo suficiente de la escena como para obtener una imagen impactante. Los lentes con distancias focales mayores a 100 mm o menores a 20 mm en una cámara de 35 mm con sensor completo son los más populares entre los fotógrafos submarinos.

Parámetros

Con un equipo submarino especializado, la mayoría de las funciones de la cámara deben ser accesibles mediante un botón. Aun así, ajustar los parámetros a unos 30 metros bajo el agua es mucho más difícil que hacerlo antes de sumergirte. Antes de entrar al agua, programa las propiedades básicas que crees que vas a necesitar. Fotografiar en modo de prioridad de apertura puede hacer esto más fácil. La velocidad de obturación, la apertura y el ISO que uses dependerán en gran parte de tu equipo, del lugar en el que estés buceando y de lo que planees fotografiar. Los primeros planos de un arrecife a cinco metros requieren parámetros muy diferentes a los de las fotos de tiburones a 40 metros.

Una manera de facilitar la postproducción es conseguir un balance de blancos correcto mientras estás en el agua. Una referencia blanca o gris a prueba de agua hace más fácil conseguir una buena lectura del balance de blancos. Si estás fotografiando en RAW, esto no es muy importante, pero si estás usando una cámara de un fabricante como Sealife que solo captura imágenes en JPG, entoces es esencial ajustar el balance de blancos integrado en la cámara. Afortunadamente es fácil realizar este ajuste en las cámaras submarinas especializadas de manera que el balance sea el correcto.

Postproducción

Recuperar el color, el contraste y reducir la retrodispersión son algunos de los problemas peculiares causados por el agua.

No hay herramientas especiales para editar las imágenes submarinas. La mayoría de los fotógrafos submarinos usan Adobe Photoshop y Adobe Photoshop Lightroom. En Photoshop, las capas de ajuste como Curvas, Balance de Color y Tono/Saturación son las mejores para recuperar el color y el contraste de la escena. En Lightroom, las herramientas en el panel Básico y Tono/Saturación/Luminosidad permitirán obtener el mismo efecto.

before after selfie
Un antes y un después de un selfie tomado bajo el agua. Usé una capa de Curvas y de Balance de color.

Si estás fotografiando con un flash bajo el agua, aun si está fuera del eje, algunas de las partículas que flotan entre la cámara y el sujeto pueden reflejar la luz. A este efecto se le llama retrodispersión y se aprecia en la foto de arriba como puntos blancos en la toma. Si tú u otro buzo ha movido la arena del fondo es más probable que esto ocurra. La herramienta Spot Healing de Photoshop o Lightroom es perfecta para corregirlo.

Además de recuperar el color y el contraste, también son importantes las mismas consideraciones que normalmente se toman en cuenta durante la postproducción. Puedes usar técnicas como dodging (sobreexposición), burning (subexposición), sharpening (ajuste del enfoque) y otras técnicas de retoque para eliminar distracciones en tus imágenes.

Conclusión

La fotografía submarina es divertida, pero también es un ámbito fotográfico desafiante. Los efectos que tiene el agua en la transmisión de la luz reduce la cantidad de color y contraste en las imágenes. A cada paso del proceso hay que superar estas limitaciones.

Antes de siquiera considerar dedicarte a la fotografía submarina debes saber bucear. Organizaciones como PADI o SSI ofrecen certificaciones internacionales. Si quieres ser un buen fotógrafo submarino, tienes que ser un buen buzo. Dedicarle un tiempo a desarrollar habilidades como el control de la flotación te ayudará en gran medida a mejorar tu fotografía submarina.

El equipo de fotografía submarina es caro. Los profesionales usan las mismas cámaras DSLR que los demás fotógrafos, pero las carcasas y los puertos pueden costar más que las cámaras originales. Una cámara especial para fotografiar bajo el agua (tanto si es un modelo más barato de Sealife o GoPro, o una cámara sin espejo) puede ser un mejor punto de partida que tratar de llevar tu propia cámara.

Al fotografiar bajo el agua hay que ubicarse lo más cerca posible del sujeto. Un lente gran angular o un lente macro te proporcionarán las mejores imágenes desde esa posición. La iluminación artificial también aumentará la calidad de las imágenes.

Antes de empezar a tomar fotos ya debes tener los parámetros ajustados. Es posible ajustarlos bajo el agua, pero es más incómodo. Antes de sumergirte establece los valores básicos según tu contexto y los sujetos que planeas fotografiar. Tan pronto como estés en el agua, ajusta el balance de blancos.

La postproducción de las imágenes submarinas consiste principalmente en recuperar el color y el contraste. Las herramientas que normalmente se emplean en Photoshop y Lightroom son perfectas para hacerlo, solo que tal vez sea necesario modificar más que en las fotos normales.

Como en cualquier forma de fotografía, es importante que no olvides las reglas básicas. Es crucial obtener una imagen bien compuesta y con la exposición correcta. El hecho de que estés tomando una foto bajo el agua no debe distraerte de esto.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.